Traducción Jurada y Estándar: Qué son y Para que Sirven

Traducción jurada y estándar

Existen casos en los que para poder llevar a cabo algunos trámites oficiales, una traducción estándar no es suficiente. Por lo que tendrás que recurrir a los servicios de un Traductor oficial  y realizar una traducción jurada de tu documento. 

En este artículo te vamos a explicar que es una traducción jurada, para que la necesitas, las diferencias con una traducción estándar y lo que debes hacer si necesitas una.

 

¿Qué es una Traducción Jurada?


Una traducción jurada es una traducción con validez oficial realizada por un traductor-intérprete jurado nombrado por el Ministerio de Asuntos Exteriores y Cooperación de España. Las traducciones se presentan en formato papel y para que tengan validez legal ante las autoridades deben llevar la firma, sello y certificación del traductor jurado debidamente habilitado. De esta manera se certifica que la traducción jurada será fiel al documento original.

El traductor-intérprete jurado(o traductor jurado) es el único tipo de traductor que puede realizar las traducciones juradas. Cada traductor jurado traduce al idioma y desde el idioma para el que ha sido nombrado. En la página web del MAEUEC puedes encontrar una lista con todos los traductores jurados que están ejerciendo en la actualidad.

 

¿Cuál es la Diferencia Entre Traducción Jurada y Estándar?


Una traducción jurada tiene carácter oficial y está realizada exclusivamente por Traductores Jurados que han sido nombrados por el Ministerio. Estas traducciones llevan siempre el sello y la firma del traductor jurado y reflejan toda la información y elementos que aparecen en el documento original.

La traducción normal o estándar puede ser realizada por cualquier otro profesional que se dedique a la traducción, pero éste no tiene por que ser oficialmente un Traductor Jurado. Estas traducciones no incluyen la firma y sello del traductor por lo que no ostentan validez legal. Curriculums, Cartas de presentación, textos, páginas web, etc. suelen requerir de traducciones estándar.

 

¿Cómo sé si Necesito una Traducción Jurada?


Una traducción jurada otorga al documento traducido un estatus jurídico similar al de un acta notarial. Normalmente, se realizan traducciones juradas de aquellos documentos que se vayan a presentar ante organismos oficiales. Administraciones públicas, órganos judiciales e instituciones académicas son los organismos que suelen pedir este tipo de traducción jurada que cuente con la firma y el sello del traductor jurado oficial.

Hay casos en los que no es necesario que la traducción sea jurada. Por lo que para asegurarte de si necesitas o no una traducción jurada mi consejo es que contactes primeramente con el organismo receptor ya que una traducción jurada es más cara que una estándar.

También puede haber casos en los que simplemente necesites avalar la información traducida ya que el Traductor Oficial da fe de los documentos con su firma y sello.

 

¿Qué Tipo de Documentos Traduce un Traductor Jurado?


Los documentos más frecuentes que precisan de Traducción Jurada son los siguientes:

  • Certificados académicos, diplomas universitarios
  • Certificados de nacimiento y defunción
  • Trámites de adopción
  • Certificados de matrimonio
  • Certificados de antecedentes penales
  • Sentencias o resoluciones judiciales
  • Contratos, permisos de trabajo
  • DNI, pasaportes, libros de familia, visados.
  • Informes periciales, patentes
  • Escrituras, poderes notariales, etc.

 

¿Una Traducción Jurada es más Cara que una Normal?


Sí, por regla general las traducciones juradas son más caras que otro tipo de traducciones. Ésto se debe a que constituyen un documento oficial, firmado y sellado por el traductor, con las implicaciones legales que esto conlleva.

 

Cómo Solicitar una Traducción Jurada


Si necesitas contratar los servicios de un Traductor Jurado en nuestro directorio de empresas puedes encontrar Traductores Jurados. Cada traductor o empresa de traducción pueden trabajar de forma diferente pero por regla general suelen seguir un mismo procedimiento.

Lo primero que necesitan es calcular el presupuesto ya que normalmente es lo primero que pregunta el cliente. Su sistema se basa en una tarifa de precios por palabras pero hay algunos que pueden hacerlo por página. Para ésto debes de enviarles los documentos que quieras traducir.

Puedes enviar los documentos físicamente o enviar una una copia escaneada de los mismos. Algunos aceptan fotos, pero la resolución tiene que ser buena y que se vea todo el texto claramente, sin sombras, objetos que tapen el documento, etc. Las traducciones juradas van acompañadas de fotocopias de tu documento original con la fecha, firma y sello del traductor, ésto hace indispensable que las copias del documento que envíes sean de buena calidad.

Una vez que hayan finalizado con el trabajo contactarán contigo para reclamarte el pago. Cuando lo hayan recibido, te adjuntarán tu documento original junto con la traducción firmada y sellada por el Traductor y te lo enviarán todo por correo postal, no pueden ser fotocopias escaneadas.

 


Espero que este artículo te haya aclarado que es y para que sirve una traducción jurada. No dudes en dejarnos un comentario si quieres aclarar o preguntar alguna cosa y en compartir el artículo si te ha parecido útil. También puedes seguirnos en facebook twitter o suscribirte a nuestro boletín.

 

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *