Inicio Reino Unido Guía completa para ser au pair en Reino Unido

Guía completa para ser au pair en Reino Unido

Ser Aupair en Reino Unido

¿Te gustaría ser au pair en Reino Unido?

Pues si es así, sigue leyendo. Porque este artículo te interesa mucho.

A lo largo del siguiente post encontrarás una guía 100% completa y actualizada con toda la información que necesitas para trabajar como au pair en Reino Unido. Además de varios consejos útiles para que puedas disfrutar de esta experiencia al máximo.

 

En qué consiste ser au pair


Traducido literalmente del francés, el término au pair significa “a la par”, y fue utilizado por primera vez en el siglo XVIII para referirse a las jóvenes suizas que emigraban a otras regiones del país para cuidar niños y aprender nuevos idiomas.

En la actualidad, chicas y chicos de todas partes del mundo escogen este particular empleo en pos de viajar, aprender (o mejorar) idiomas, romper con su rutina, etc. Sus destinos favoritos son Norteamérica y los países europeos (Inglaterra e Irlanda sobre todo).

Pero… ¿qué hace un au pair?

Muchas familias necesitan de una persona de confianza que les ayude a cuidar de sus hijos y a realizar algunas tareas del hogar. A cambio, el/la au pair recibe alojamiento y manutención gratuitos, además de una pequeña paga semanal (pocket money).

Se establece así una relación de intercambio entre el au pair y la familia de acogida: Uno aprende o mejora el idioma, conoce el país, y obtiene un pago por sus servicios, mientras que la familia recibe un par de manos extra para ayudar en casa.

 

Requisitos para ser au pair


Como en cualquier otro trabajo, hay una serie de requisitos que debes cumplir si quieres ser au pair en Reino Unido:

  • Edad: la mayoría de familias buscan gente joven, entre 17 y 30 años.
  • Nivel de inglés: aunque viajes para mejorar el idioma, es aconsejable contar con un nivel básico.
  • Habilidades y aptitudes: es vital que te gusten los niños, tengas cierta mano con ellos, y seas una persona madura y responsable.
  • Experiencia previa: no necesitas experiencia ni títulos o cursos concretos. Aunque supone un plus haber trabajado antes con niños y tener buenas referencias.
  • Gastos de viaje y agencia: si decides buscar familia de acogida mediante una agencia, deberás pagar unas tasas. Los gastos del viaje también corren de tu cuenta (aunque hay familias que deciden colaborar).
  • Carné de conducir: No es necesario, aunque algunas familias lo piden.
  • Certificado de antecedentes penales: (CBR check). No siempre es necesario.
  • Seguros: Los au pair europeos no necesitan contratar ningún tipo de seguro médico, ya que tendrán cobertura básica garantizada por parte del National Health Service (NHS). De todas formas, se recomienda contar con la Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) y seguros de accidentes y responsabilidad civil. Los au pair no europeos que provengan de países con acuerdos sanitarios con Reino Unido también disfrutarán de asistencia médica básica. Puedes encontrar más información por país en este enlace.
  • Visado y permisos: Es posible que necesites realizar algunos trámites y reunir y cumplimentar ciertos documentos antes de venir. En el siguiente punto te damos todos los datos.

 

Trámites y documentación necesarios


Los ciudadanos de la UE o la AELC que viajen a Reino Unido no necesitarán visado, y será suficiente con tener un documento de identidad válido (en el último apartado del artículo te contamos que pasará con el Brexit). El pasaporte no es obligatorio, pero es posible que algunas aerolíneas sí te lo exijan a la hora de facturar el vuelo.

Los ciudadanos de otros países, deberán conseguir un visado para trabajar en Reino Unido. Hay varios tipos:

1- Programa Tier 5 Youth Mobility


Este visado va destinado a jóvenes de entre 18 y 30 años provenientes de Australia, Canadá, Hong Kong, Nueva Zelanda, Japón, Corea del Sur, Taiwán, Mónaco, y a los ciudadanos de los territorios británicos de ultramar o nacionales británicos viviendo en ultramar.

Los que deban solicitar este visado obtendrán puntos en función de la edad y la nacionalidad. Otro requisito importante es que los candidatos deberán disponer de, al menos, 1.890 libras esterlinas (GBP) en su cuenta bancaria.

Si el au pair viene de Hong Kong, Corea del Sur o Taiwán, será el mismo gobierno del país el que actúe cómo patrocinador de la estancia. Hay un número limitado de certificados de patrocinio y se debe solicitar el visado dentro de los 3 meses siguientes a la aprobación y llegada del certificado (que no será un documento, sino un nº de referencia).

¿Cómo solicitarlo?

Deberás disponer de un pasaporte válido, firmar el contrato con la familia de acogida y solicitar el visado aquí.

Al hacerlo, tendrás que enviar los siguientes documentos a la Embajada o Consulado británico de tu país:

  • Un pasaporte válido y en vigor.
  • Una foto tamaño carné y a color.
  • Justificante bancario que demuestre que posees un mínimo de 1890 libras esterlinas (GBP).
  • Los resultados de la prueba de tuberculosis, en caso de que sea necesaria.
  • Una traducción jurada de cualquier documento no escrito en inglés o galés.

Este visado tiene una vigencia de 24 meses. Durante dicho período, podrás viajar fuera del país y volver a entrar sin ningún problema.
También se indicará si has de declarar tu estancia ante la policía. En caso de que debas hacerlo, contacta con ellos dentro de los 7 días siguientes a tu llegada.

2- Visado por ascendencia (Ancestry Via)


Si eres ciudadano de uno de los países de la Commonwealth, y pruebas tener un abuelo/a nacido/a en Reino Unido, las Islas del Canal o la Isla de Man, podrás solicitar el Ancestry Visa. Aquí van algunos requisitos extra que debes cumplir para solicitarlo:

  • Tú mismo/a o tu pariente fuisteis adoptados o nacidos en Reino Unido.
  • Puedes demostrar que tu abuelo/a nació en Reino Unido, en un barco o avión en las Islas del Canal/Isla de Man, o antes del 31 de marzo de 1922 en la ahora conocida como República de Irlanda.
  • Solicitas el visado estando fuera de Reino Unido.
  • Tienes intención de trabajar en Reino Unido.
  • Tienes 17 años o más.
  • Puedes costearte el viaje.

Para más información sobre este documento, consulta la página web oficial de la oficina de immigración y visados.

3- Visado de estudiante (Tier 4)


Los estudiantes procedentes de fuera de la UE que estén asistiendo a algún curso pueden trabajar un número limitado de horas a la semana (hasta un máximo de 20); aunque puede variar dependiendo del curso y del patrocinador.

El principal problema es que la mayoría de familias necesitarán que trabajes unas 30 horas a la semana, y deberás negociar en pos de tener un horario que te permita compaginar estudios y trabajo. Los funcionarios de inmigración pueden rechazar tu solicitud o interrumpir tu estancia si creen que tu trabajo va a perjudicar tu formación.

Lee detalladamente los requisitos y condiciones del visado de estudiante y ponte en contacto con la Embajada de Reino Unido en tu país para más información.

 

Pasos para convertirte en au pair


Si cumples con todos los requisitos y puedes conseguir toda la documentación y permisos necesarios, es hora de preparar tu andadura como au pair.

Para trabajar como tal existen dos caminos fundamentales:

  1. Encontrar a una familia con la ayuda de una agencia
  2. o buscarla por tu cuenta a través de internet

Agencia


Las agencias au pair ofrecen ayuda y asesoramiento a los jóvenes que las contratan. funcionan como filtro, gestionan tu candidatura y tu contrato, y se asegurarán de que acabes trabajando en la familia perfecta para ti, reduciendo a 0 el riesgo de estafa o fraude

También te ayudan a reunir toda la documentación necesaria, a cumplimentar los trámites y a organizar tu viaje. Además, te orientarán para que tu experiencia sea agradable y realizarán seguimientos periódicos para asegurarse de que te va bien, vigilando que la familia cumple con sus obligaciones y no violan las condiciones establecidas en el contrato.

En definitiva, programar tu estancia au pair con el soporte de una agencia es más seguro que hacerlo por tu cuenta. Contarás con una “red de seguridad” formada por profesionales que te echarán una mano durante todo el proceso, e incluso durante tu estancia en el país.

Para más información y consultar cualquier duda, puedes visitar la Asociación Española del Programa au pair (AEPA). Asociación que se encarga de regular los estándares de las agencias au pair españolas.

Por cuenta propia


La otra opción es buscar y encontrar una familia tú mismo o tú misma, generalmente a través de internet.

Los recursos más utilizados son las redes sociales como Facebook (grupos, páginas…), y especialmente páginas web dedicadas (que repasaremos más adelante).

Si decides no contratar una agencia para que gestione el viaje y la estancia, deberás ser tú quién se encargue de todo. Por suerte, vamos a repasar punto por punto todos los pasos que necesitas dar para empezar a trabajar como au pair:

Si te decantas por esta opción, ten mucho cuidado con la página en la que confías y prepárate para detectar las estafas (más abajo te contamos como detectarlas).

Primer paso. Encontrar a la familia:

Empieza a buscar una familia que encaje contigo. Para ello, puedes crear un perfil en alguna página web para au pairs, o redactar tu propio anuncio y publicarlo en las redes sociales.

Busca y haz que te busquen. Tarde o temprano encontrarás familias interesadas en contratarte y podrás empezar a contactar con ellas mediante mensajes y videollamadas. Esto es muy importante para comprobar de primera mano qué tipo de personas son y si están en tu misma onda.

Aconsejamos entrevistarte con varias antes de decantarte por una y prestar mucha atención a los puntos de mayor importancia: ciudad o pueblo en el que viven, número de niños a cuidar, edad de los mismos, necesidades especiales que puedan tener, etc.

Asimismo, comprueba que tengan alguna escuela de idiomas cerca de casa, facilidad de acceso a servicios (tiendas, ocio…) y a redes de transporte público.

Segundo paso. Acordar las condiciones:

Es muy importante que tanto la familia como tú vayáis discutiendo las condiciones de la estancia. Algunos de los puntos críticos a tratar serán: las tareas que vas a realizar, tus horarios y días libres, vacaciones y salario… (Más adelante encontrarás información más específica).

Nunca des nada por sentado, ya que, aunque no es lo más común, algunas familias requerirán que vivas en otro domicilio o que compres tu propia comida. Otras, tendrán reparos en permitir que amigos o familiares te visiten, etc.

Nuestro consejo es que no te calles nada y que preguntes todo lo que necesites todas las veces que necesites.

Tercer paso. Prepara el viaje:

Si ya tienes familia de acogida y has llegado a un acuerdo con ellos, sólo queda organizar el viaje. Reserva tu vuelo, haz las maletas y… ¡prepárate para disfrutar de Reino Unido!

Es muy importante, eso sí, disponer de algunos ahorros y un “plan B” por si la familia no termina de encajar contigo o las cosas se tuercen por algún otro motivo. Utiliza estos fondos de emergencia para volver a casa o quedarte en Reino Unido hasta encontrar otra familia o empleo.

Si quieres ahorrarte un dinero en tu próximo viaje (y en todos los que están por venir), desde la web te lo ponemos fácil con nuestro artículo 19 Trucos para Conseguir Vuelos Baratos.

 

Agencias y webs para ser au pair


Páginas web

Para buscar familias por tu cuenta

Agencias au pair

Hay muchas más pero estas son algunas de las que recomendamos

 

Condiciones, contrato y más


Aunque muchos países no cuentan con un modelo oficial de contrato y muchos au pair trabajan sin él, es 100% aconsejable cumplimentar uno. De este modo, los puntos más importantes referentes a la estancia quedan registrados por escrito y ambas partes pueden protegerse y evitar malentendidos.

No existe un modelo oficial de contrato en Reino Unido, pero puedes descargar el contrato au pair europeo oficial y adaptarlo a tus necesidades.

Estas son las condiciones estándar que un contrato au pair debe reunir:

Duración del contrato


No existe una duración mínima ni máxima en la que puedes prestar tus servicios. Sin embargo, la mayoría de familias buscan au pairs con intención de trabajar entre 6 y 12 meses y a veces con posibilidad de alargar dicho plazo.

Alojamiento y manutención


Lo más normal es que la familia cubra los gastos de alojamiento y manutención. Tendrás tu propia habitación (e incluso a veces tu propio cuarto de baño) y no tendrás que pagar nada por tu comida.

Sin embargo, hay que tener cuidado: Aunque no es muy común, algunas familias te pedirán que vivas en una casa diferente al núcleo familiar y/o que corras con tus propios gastos de comida y aseo personal.

Tareas específicas


Tus tareas fundamentales serán todas las relacionadas con el cuidado de los niños. Cómo por ejemplo: llevarles a la escuela, jugar con ellos, ayudarles con los deberes, a ordenar sus habitaciones, etc.

Además de mantener tu habitación limpia y en condiciones, también deberás ayudar en las tareas cotidianas del hogar cómo un miembro más de la familia: poner la mesa, sacar la basura, hacer algún recado, limpiar, ocuparte de las mascotas de forma ocasional, etc.

En ningún caso permitas que te conviertan en personal de servicio. Ayúdales, pero deja claro las tareas que vas a realizar y las que no. Aquí entra de nuevo la importancia de plasmarlo todo por escrito en el contrato.

Clases de inglés


Gran parte de la “gracia” de ser au pair, es que puedes aprender una lengua mientras vives y trabajas en el mismo país.

Con el fin de mejorar todavía más el idioma, es interesante asistir a clases y que la familia te proporcione el suficiente tiempo libre para hacerlo. Aunque deberás ser tú quién pague los costes de matrícula y el material.

Transporte


El transporte correrá de tu cuenta por norma general, salvo que debas trasladarte para cumplir con alguna tarea o recado relacionado con los niños: llevarles a algún sitio, recogerles del colegio, etc.

Si tienes carné de conducir, algunas familias te permitirán utilizar el vehículo familiar para realizar dichas labores, o incluso para tu propio disfrute personal.

Salario


Según el Gobierno de Reino Unido, un au pair en Inglaterra, Escocia, Gales o Irlanda del Norte debe recibir entre 80 y 85 libras esterlinas (GBP) a la semana. Esta es más bien una cifra orientativa, y según el número de niños a cuidar y de las tareas a cumplir puede ser superior.

Horas de trabajo, tiempo libre y vacaciones


Normalmente, un au pair en Reino Unido trabaja unas 30 horas semanales y debe tener 2 días libres a la semana. Al menos una vez al mes, uno de estos días libres deberá ser un Domingo

En cuanto a las vacaciones, no hay una normativa clara y se recomienda llegar a un acuerdo. Si partimos del supuesto en el que un au pair que trabaja durante un año debería tener 4 semanas libres, tened en cuenta el tiempo que durará la estancia e intentad ajustar las vacaciones en proporción.

Tampoco hay normas que aborden los días festivos. Se recomienda que los au pair no trabajen esos días y que sólo lo hagan de forma excepcional.

 

Ventajas y desventajas de ser au pair


Cómo cualquier otro trabajo, ser au pair tiene sus pros y sus contras:

Ventajas de ser au pair


1- Reforzarás tu inglés

La principal ventaja de ser au pair en Reino Unido es que te servirá para mejorar mucho tu nivel de inglés.

Aparte de tener que vivir y comunicarte con tu familia de acogida, deberás utilizar un idioma que no es el tuyo para comunicarte con cualquier otra persona (en el supermercado, restaurantes, bares, tiendas…), y además podrás reforzarlo todavía más si asistes a clases.

Esta es la oportunidad perfecta para perder la vergüenza y el miedo a equivocarte. En la mayoría de ciudades de Reino Unido, están acostumbrados a lidiar con personas que no dominan la lengua a la perfección. Conseguir hacerte entender ya es una victoria. Plantéatelo de ese modo y sigue mejorando.

2- No tendrás que preocuparte por el alojamiento ni por la comida

La mayoría de personas que empiezan a vivir y trabajar en el extranjero, se quejan de lo mismo: Lo caro que puede resultar.

Y es que los gastos de alquiler y comida pueden comerse tus posibilidades de ahorro y tus recursos para salir o divertirte.

Ser au pair te permite olvidarte de hacer números a fin de mes. Al tener tu alojamiento y manutención cubiertos puedes centrarte en mejorar el idioma, estudiar, explorar el país, etc.

3- Te convertirás en una persona más madura e independiente

Tomarte un año trabajando como au pair en el extranjero es un buen primer paso para conseguir una mayor independencia y echar un vistazo a cómo es de verdad la vida adulta.

Abandonar tu zona de confort, asumir más responsabilidades y solucionar por tu cuenta los problemas que vayan surgiendo te hará crecer y aprender mucho.

4- Vivirás la cultura de un país de primera mano

¿Cuántas veces has ido de vacaciones a algún lugar y has deseado quedarte un poquito más?

Vivir una temporada en otro país es la manera perfecta de conocerlo en profundidad. Aprenderás más de su cultura, su gente, sus costumbres y su manera de vivir. Y te darás cuenta de hasta que punto se diferencia de tu patria.

5- Tendrás bastante tiempo libre

¡No todo va a ser trabajar! Como au pair, tendrás mucho tiempo para ti.

Inviértelo en salir a explorar el país, hacer nuevos amigos y planes fuera de lo común, e incluso en estudiar algo que te guste o empezar nuevos proyectos que te interesen.

6- Aprenderás a controlar mejor tu dinero

Supongo que ya habrás notado que no vas a ganar una fortuna trabajando como au pair, y vas a tener que aprender casi a la fuerza a gestionar mejor tus ahorros.

Aunque tu alojamiento y tu comida estarán cubiertos, querrás darte algún capricho de vez en cuando, salir a comer por ahí o tomar unas cervezas con tus amigos. Gasta tu dinero en cosas que merezcan la pena, disfruta y pásalo bien.

En caso de necesitar ingresos extra, puedes buscar un trabajo complementario a tiempo parcial. Para ayudarte, en nuestro artículo Guía Definitiva para Buscar Trabajo en Reino Unido damos muchos trucos y consejos útiles.

Desventajas de ser au pair


1- Te sentirás solo/a

Cambiar tu rutina y adaptarte al nuevo entorno puede resultar difícil los primeros días. Aquí no podrás quedar con tu mejor amigo para tomar un café y hablar de vuestras cosas, sino que tendrás que buscar nuevas personas con las que salir y métodos para despejarte.

Te aconsejo que salgas a menudo e intentes buscar nuevas amistades (internet está lleno de posibilidades) y cosas que hacer.

Seguirán habiendo momentos en los que te apetecerá volver a casa y echarás de menos a tu gente, pero piensa que aquí estás aprendiendo y viviendo una experiencia diferente que no será para siempre.

2- Tener que decir “no” a la familia

Este es uno de los puntos en los que deberás prestar más atención, y que no es plato de buen gusto para nadie.

En especial durante los primeros días, querrás ayudar a la familia en todo lo posible, ya sea por educación o para demostrar que pueden confiar en ti. Es normal que no te importe limpiar una cosilla por ahí, recoger otra por allá, hacer algún que otro favor… Sin embargo, ten cuidado y procura que no se convierta en una costumbre.

Hay gente a la que le das la mano y te toman el brazo, y puedes pasar de hacer alguna tarea extra de forma esporádica a convertirte en personal de servicio sin que te des ni cuenta. Aprende a decir no y/o en todo caso, vigila para que estas tareas tengan su recompensa, bien en forma de paga extra o más tiempo libre.

3- No te sentirás cómo en casa

Una de las mayores desventajas de ser au pair es que el lugar en el que vives, también es el lugar en el que trabajas. Vivirás con tus jefes, básicamente.

Y aunque puedas estar más o menos a gusto en casa y contento con la familia, por lo general te costará desconectar y no podrás hacer lo que harías en tu propia casa.

Busca formas de relajarte y aléjate de la rutina de vez en cuando. Pensar que estás ganando algo de dinero y aprendiendo el idioma “gratis” también ayuda a llevarlo mejor.

4-Horarios y dieta diferentes

Vivir en otro país implica tener que adaptarte a sus costumbres, horarios y funcionamiento, que pueden ser muy diferentes a los que estás habituado/a.

Especialmente al principio, puede resultar chocante que la familia se siente a cenar a las 7 de la tarde (o incluso antes). Sucede lo mismo con la propia comida, que puede llegar a diferir bastante de la que se consume en tu país.

Para paliar estos pequeños problemas, habla con tu familia de acogida y explícales que tu dieta y horario son otros. Muéstrales una lista con lo que te gusta comer e intentad ser flexibles en cuanto al menú y los tiempos.

 

Estafas y fraudes


No todo va a ser color de rosa a la hora de organizar tu aventura. Hacer tratos por internet siempre implica algún riesgo, y por desgracia, hay mucha gente desconsiderada intentando lucrarse a costa de la ilusión de otros. Hablamos de sujetos o colectivos que se hacen pasar por familias de acogida para intentar estafaros.

Desde la web te aconsejamos utilizar sólo páginas web y agencias de confianza para buscar y entablar relaciones con las familias de acogida. Sin embargo, también te dejamos estos consejos útiles para prevenir estafas:

  • Ten cuidado si es la familia la que se pone en contacto contigo y las condiciones son exageradamente buenas: 300-500£ semanales, pagas extra, mucho tiempo libre y una casa de revista.
  • Algunos intentarán darte pena: Son muchos los reportes de “familias” buscando ayuda urgente por causas como accidente o enfermedad. No te dejes llevar por las emociones y piensa en frío.
  • Nunca envíes dinero: Algunos te pedirán dinero por adelantado alegando que serán ellos los que gestionarán tu llegada, o para pagarte un alojamiento temporal al estar ellos fuera de la ciudad. Otros, dirán que necesitan fianza por si les dejas colgados.
  • Haz videollamadas: Hacer una videollamada (o varias) se ha convertido casi en un ritual previo para ser contratado como au pair. Aparte de ser un primer contacto con la familia, va bien para detectar estafadores, puesto que se negarán a hacerla para que no les descubras.
  • Si vas a buscar familia de acogida por Facebook, extrema las precauciones. Ya que la mayoría de estafadores utiliza esta red social para pescar a sus víctimas.

 

Ser au pair después del Brexit


Una de las mayores preocupaciones de los futuros au pair, es si tendrán algún problema para acceder y permanecer en Reino Unido después del famoso Brexit.

A partir del 31 de Diciembre de 2020 finalizará el periodo de transición establecido por el gobierno y empezarán a aplicarse nuevas regulaciones.

Lo cierto es que hasta esa fecha, los au pair europeos podréis seguir viajando a Reino Unido y trabajando con normalidad, cumpliendo con las condiciones y trámites incluidos en este post.

Después de dicha fecha, todos aquellos que deseen entrar en el país o moverse dentro de él deberán hacerlo llevando su documento de identidad, pasaporte, y carta de invitación de la familia debidamente firmada y sellada por la misma (imprescindible).

Estos documentos bastarán si la estancia es igual o inferior a 3 meses. En caso de ser superior, deberás solicitar el European Temporary Leave to Remain (TLM), certificado sencillo y de bajo coste que permitirá regularizar tu situación durante tus 36 meses de validez.

También habrá cambios en el sistema sanitario: La Tarjeta Sanitaria Europea (TSE) dejará de ser válida y deberás contratar un seguro médico privado. Desde el Gobierno se anima a las familias de acogida a asumir los gastos de dicho seguro, pagarlo parcialmente, o dar una paga extra al au pair para que pueda costearlo.

Desde la web te daremos toda la información relacionada a través de nuestro artículo Los Nuevos Estatus de Residencia Después del Brexit.

 

Conclusión


Como has podido comprobar, ser au pair en Reino Unido es fácil si sabes cómo.

Asegúrate de que cumples con los requisitos para trabajar de ello como ya te hemos descrito. Después, busca una familia de acogida (ya sea por tu cuenta o mediante una agencia) y reúne la documentación y permisos que necesites.

Habla con varias familias y quédate con aquella que te dé mejores condiciones y creas que encaja mejor contigo. Y tras formalizar el contrato y asegurarte de que no te quieren tomar el pelo, empieza a organizar tu viaje y a decidir qué es lo primero que vas a hacer al llegar a Reino Unido.

Pero sobretodo, no te olvides de que estarás a punto de vivir una experiencia única. Aprovecha para aprender inglés, hacer nuevos amigos y conocer una nueva cultura y país de una manera diferente.

¡Te deseamos toda la suerte del mundo en tu aventura!

Si ya tienes decidido que te marchas a Reino Unido, echa un vistazo a nuestra guía definitiva para emigrar a UK ya que te podrá ser de mucha utilidad.

 


Esperamos que te haya gustado el post y que hayas encontrado toda la información que necesitas. Recuerda que puedes preguntarnos lo que quieras en los comentarios, y suscribirte a nuestro boletín para recibir los nuevos contenidos antes que nadie.

Avatar
Sergio Pérez
Alicantino viviendo en Brighton, Reino Unido. Vine hasta la cuna del punk atraído por los riffs de guitarra y me quedé para aprender más sobre este bello país, su cultura y su gente, y por supuesto para contároslo a vosotros de la mejor forma posible. Apasionado del cine, el punk-rock, los videojuegos y la cerveza. Algún día me gustaría ganarme la vida escribiendo o tomando cañas. Como lo segundo está difícil, podéis leerme en mi blog: Pesadilla en Hollywood

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

SÍGUENOS

ÚLTIMOS ARTÍCULOS

Guía completa para ser au pair en Reino Unido

Que ver en Bath: Guía completa

Qué ver en Brighton: Guía Completa

El Sistema Educativo en Reino Unido

TU COMPAÑÍA MÓVIL EN UK

AHORRA AL TRANSFERIR DINERO

TUS VUELOS AL MEJOR PRECIO